La historia siempre es materia fecunda de estudio, crítica; pero también de remembranza y de búsqueda de una identidad. A continuación te presentamos imágenes e información de la independencia Argentina: 9 de julio de 1816. 

Tarjetas Feliz Día de la Independencia

Si quieres vivir la independencia Argentina de la mejor manera, aquí te presentamos unas muy bonitas tarjetas de Feliz Día de la Independencia para compartir y descargar.

Imágenes época de la Independencia

Imágenes de los distintos momentos de las sesiones y de la sociedad. Te dejamos escenas de lo se desarrollaba por aquellos entonces, en fechas próximas al 9 de julio d 1816.

Imágenes de la Casa de Tucumán

Francisca Bazán de Laguna quedará inmortalizada en los sucesos independentistas por prestar el hogar en el que se sesionó y declaró la independencia. Sin embargo, existen diversos motivos de tal suceso: algunos aclaras que se debió a que era el único lugar que cumplía con las peticiones para llevarse a cabo un congreso constituyente en definitiva; otras lecturas hacen hincapié que ya estaba alquilada para ciertas actividades por el Estado provincial.

Medios e transporte de la época colonial

En un mundo sin auto, la tracción a sangre por distintos animales era lo más normal si la gente se transportaba por tierra. A continuación te presentamos medios de transporte de la época en imágenes.

Carteleras sobre el 9 de julio de 1816

Las carteleras, sean virtuales o hechas con diferentes materiales, siempre son comunes en las fiestas patrias. Aquí te dejamos bonitas imágenes de ellas para que disfrutes y saques ideas.

Vestimenta de la época colonial 9 de julio 1816

¿Quieres saber cómo se vestía la gente por aquellos entonces? Aquí te dejamos buenos ejemplos de la vestimenta no solo civil de mujeres y hombres de rango social, sino también de distintos trabajadores, eso que suele llamarse pueblo llano.

Escenas de la época colonial

La época colonial siempre nos presenta maravillosas escenas de vida pública o privada, de cuestiones simples que aquí te presentamos.

Qué pasó el 9 de julio de 1816?

Lejanos quedaban los sucesos de la revolución de mayo y las intenciones de la por entonces  Provincias Unidas del Río de la Plata de independizarse eran más que evidentes. El tópico central era cuándo y cómo se declararía la independencia. La Junta Grande no llegó a un acuerdo en su escasa existencia, ya que a un Mariano Moreno con una tendencia a no solo dar pábulo a una revolución política, sino a una social y económica (más allá de los alcances que pudiera tener) no podía congeniar con el saavedrismo que propugnaba una independencia, naturalmente, pero no modificando, a grandes rasgos, el orden social y económico de la colonia. Esta dudas dudas persistieron con la existencia posterior de los Triunviratos y, finalmente, del Directorio, con una tendencia mucho más personalista (los avances realistas en la zona y las luchas internas por el poder son algunas razones para ello).

Asimismo otra duda emergía en cuanto a qué clase de gobierno se implantaría. Está claro que para aquellos entonces las monarquías constitucionales eran las que gozaban de mayor predicamento y buena fama, habiendo escasos ejemplos de repúblicas, como la de Estados Unidos. Como se ve, si bien se sabía que la independencia tenía que ser un hecho, muchos cabos sueltos aún quedaban a la hora de hacer concreto el mismo objetivo.

Sin embargo, fue Ignacio Álvarez Thomas, quien ejerció prácticamente un año entero como director supremo (20 de abril de 1815 a 16 de abril de 1816), la persona que convocó un Congreso General Constituyente en la provincia de Tucumán. Una comisión formada por Gascón, Sánchez de Bustamante y Serrano redactó un plan de trabajo para que se tocara el un tanto demorado tema de la independencia, que ponía a tantas personas nerviosas, entre ellos a José de San Martín.

Pese a las lógicas discusiones, puntos muertos y tertulias (las sesiones en Tucumán habían iniciado el 26 de marzo de 1816 con 33 diputados), un martes 9 de julio de 1816 se declaró la independencia, con una petición unánime, ante lo que había anunciado Juan José Paso, por parte de los congresales: todos querían independizarse del poder despótico de los reyes de España. Por aquellos entonces, el director supremo era Juan Martín de Pueyrredón. El día era soleado, se había comenzado a sesionar desde las 14 hs, bajo la dirección de Narciso Laprida.

No hubo gran fiesta ni pompa ese día, muy distinto al 25 de mayo lluvioso de 1810. De hecho, todas las celebraciones quedaron para el la jornada siguiente: un congresal, el sacerdote Castro Barros protagonizó una misa, la plaza estaba repleta de gente con música en alusión a la independencia (también otros tópicos) y hasta se dice que algunos políticos se esparcieron en medio del pueblo, comieron algún pastel típico y volvieron a sesionar, ya que muchas cuestiones quedaban pendientes. Esto continúo en la casa del gobernador Aráoz, ya que la casa de Tucumán, de la señora Francisca Bazán de Laguna, estaba siendo decorada convenientemente para el baile de la noche.

Se dice que en esa noche la ciudad de Tucumán se engalanó de flores, guirnaldas y banderas. En pleno contexto nocturno se formaron varias peñas y bailes de festejo. En la casa de Tucumán se bailó minué y zamba. Entre los que mejor danzaban se destacó Manuel Belgrano y hasta se hizo un premio para la reina de la noche. Jocosamente se dice que fue uno de los pocos momentos en los que monárquicos y republicanos se pusieron de acuerdo.

Más allá de las cuestiones de color, un dato curioso es que el acta de la independencia aclaraba que la nación emergente era libre de toda dominación extranjera, ya que había sospechas de que algunos congresales en conjunción con el Directorio, una vez independientes de España, quisieran entregar la nueva nación al yugo de Portugal o Inglaterra. Asimismo, se hizo hincapié que con el final de la revolución comenzaba el orden, a manera de no contrariar a las grandes potencias que luego de las guerras napoleónicas veían con malos ojos toda revolución que pudiera llegar a grandes extremos.