¿Los pueblos se equivocan? Por supuesto, pero también adquieren con el paso del tiempo amplia sabiduría, aprender de sus errores y tropiezos. Los refranes son un resultado de ese derrotero. Aquí te dejamos imágenes de refranes para WhastApp.

Refranes cortos para WhatsApp

El ser humano viene al mundo solo y desvalido. Eso indica que es un experimentador nato, que cada paso abre interrogantes y que puede haber algo de angustia ante tanta azar ¿Qué hacer? Justamente ahí interviene la experiencia ajena, la sabiduría empírica que otros han extraído de caminos similares (nunca idénticos), como forma para arroparse  y no temer a cada paso que damos. Los refranes, en tal sentido, son un perfecto y diáfano ejemplo. A continuación te dejamos sencillos refranes cortos para WhatsApp. 

Imágenes con refranes

El refrán puede estar sujeto a verso y a rima o no. Es sabiduría del pueblo, tradicionalismo puro que se traslada de generación en generación, muchas veces sin siquiera percatarnos de ello. Son explicativos, gráficos, sucintos, sencillos o sumamente claros, por lo menos, para la comunidad que los reproduce.

Te presentamos a continuación imágenes variadas con refranes.

Refranes para niños

Un refrán para un niño es una gran herramienta, aunque siempre, como todo saber totalitario, de doble filo. Por un lado puede ser peligroso que se los piense de manera taxativa, aplicables a cualquier situación; pero, sin embargo, pueden abrir la mente de los pequeños, para que reproduzcan valores importantes y sepan actuar frente a ciertos condicionamientos, además de desarrollar reflexiones por lo menos vitales y sencillas.

Los refranes siempre están presentes en cualquier pedagogía y como sabiduría tradicional tienen una cuota importante en el tierno existir del niño. Aquí emplazamos refranes para niños de todo tipo. Listos para descargar, compartir o simplemente disfrutar.

Imágenes con refranes populares

Los refranes cuentan con diversos grados de popularidad. Es que algunos son atemporales y atraviesan múltiples generaciones y regiones; otros en cambio quedan atascados a ciertas épocas, por lo tanto, tal vez para comunidades actuales sepan a raros o poco prácticos, además de desconocidos.

De todos modos, a grandes rasgos, los refranes son populares, porque justamente es sabiduría que surge como sumo de los mismos individuos, sabiduría práctica que se ha erigido a partir de la cotidianeidad más absoluta de todas. Para dar respuesta al mundo, para que el mundo tenga un rostro por lo menos un poco más ameno. Te dejamos a continuación imágenes con refranes bellos populares.

Refranes con su significado

Un clavo saca otro clavo: Sin lugar a dudas un refrán sumamente conocido en el habla hispana, que simplemente expresa que a un mal otro mal lo puede reemplazar perfectamente o a una situación encordiosa otra análoga. No es un alivio absoluto, claro está, pero sirve para erradicar lo pernicioso de la situación primigenia. Pensemos, por ejemplo, en el amor.

Dime con quién andas y te diré quién eres: Otro refrán muy conocido que nos dice que las amistades dicen mucho de nosotros, tanto para bien como para mal.

A caballo regalado no se le ven los dientes: Cualquier regalo es algo que adviene a nuestro mundo gratuitamente, lo cual da lugar a una situación bastante poco recursiva. Por ende, no podemos ser quisquillosos ni ser demasiado observadores. No hemos hecho esfuerzos por obtener tal regalo del destino.

 

Quien siembra vientos cosecha tempestades: Otro refrán que habla de hacerse cargo de las consecuencias de nuestras acciones, aunque aquí, claramente, son de cariz negativo.

A quien madruga, Dios lo ayuda: Un refrán histórico que resalta la importancia de ser responsable, lograr objetivos, ser industrioso; todas realidades que suelen atribuirse a las personas que desde temprano trabajan. Es la cara contraria de la dilación y la pereza.

Éramos pocos y parió la abuela: Refrán que hace referencia a que una situación mala se puede volver peor, a que lo negativo llega a tener excesos, excrecencias. Para colmo, es algo inesperado, hasta ilógico, por eso se utiliza la idea de una abuela pariendo.