La Noche de las velitas es una fiesta sumamente arraigada en Colombia, de naturaleza religiosa y eminentemente familiar. A continuación, en consonancia, presentamos frases, imágenes e información de la Noche de las velitas.

Noche de las velitas Colombia

Teniendo su origen en la Inmaculada Concepción de la Virgen María, todos los 7 de diciembre de cada año (también se extiende al 8, que es el propio día de la virgen) las ciudades de Colombia se llenan de velitas, prendidas por niños o por los adultos, iluminando de manera maravillosa las noches de ese país.

El motivo de semejante fiesta, en la que no solo figuran velas, sino también otros tipos de luminarias, pirámides truncadas con motivos navideños, decoraciones florales y, aunque ya no tanto, banderas azules y blancas en representación de la madre de Jesús, radica en la celebración de la pureza en la concepción de María, la forma de cómo fue fecundada por el Dios omnipotente libre de pecado y, por ende, la aceptación de ella como parte vital del proceso divino.

Las luces, por lo tanto, surcan la noche, se observan en plazas, casas, balcones, patios y cualquier espacio en los que pueda  trazar su camino la virgen. Además, no hay que dejar de lado que es una festividad que propugna valores como el amor, la concordia, la paz y la unidad, teniendo como célula principal a la misma familia, figura tan importante en el catolicismo y el cristianismo entero.

Noche de las velitas Imágenes

Noche de las velitas Mensajes

  • Que en esta Noche de las velitas todo sea amor para ti y para tu familia.
  • Feliz Noche de las velitas. Recibamos todos juntos el amor de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.
  • No hay nada más hermoso que disfrutar de esta Noche de las velitas con el abrazo de un hermano, un padre, una madre o un hijo.
  • Que hoy cada velita que enciendas esté llena de mucho amor, alegría, paz y prosperidad. Un excelente comienzo de la mejor época del año.
  • Feliz noche de las velitas para todos ustedes. Aprovechen este clima de concordia, paz y amor para extenderlo por todas partes.
  • Abracemos al amor y nunca lo soltemos. Esa es la gran enseñanza que nos deja esta Noche de las velitas.
  • Que esta noche la pases muy bien con las personas que estimas y que te estiman. Feliz noche de velitas.
  • Deja que las luces de esta noche, gracias a un sinnúmero de hermosas velas, ingrese a tu hogar y a tu alma para llenarla de paz y amor. Feliz y bendecida noche de velitas.
  • Te quiero dar la gracias por tanto amor. Espero que disfrutes de la Noche de velitas y todas las hermosas festividades que se aproximan.
  • Que las velitas sean un hermoso preludio del amor de la Virgen y los bonitos momentos que siempre vivimos en las épocas navideñas. Felicidades a ti y a tu familia.
  • Prende una velita para que la virgen sepa por dónde caminar, un sendero lleno de amor y esperanza. Feliz noche de las velitas.
  • No hay nada más hermoso que esta noche en donde renovamos la confianza en nosotros y nos encomendamos a Dios, todo poderoso. Feliz y bendecida Noche de las velitas.
  • La noche de Colombia hoy estará iluminada por un buen número de sueños de un mejor futuro. Virgen, por favor, escucha nuestros ruegos. Feliz noche de las velitas.
  • Y ella concibió de manera inmaculada y trajo a nuestro mundo la buena nueva más hermosa que puede existir: Jesucristo. Feliz noche de las velitas.
  • Prendo una vela para todos los seres que sufren, para todos aquellos que no reciben amor y también para los que necesitan recobrar su salud. Feliz noche de las velitas.
  • La noche de las velitas es una hermosa forma de recordar todo lo que le debemos a Dios y a la virgen María.
  • Que la paz reine en los corazones y que las velas inunden los hermosos lugares de Colombia. Feliz y bendecida noche de las velitas.
  • Pide un deseo de paz, amor y armonía en esta noche de las velitas. Seguramente se te cumplirá.
  • Sonríe porque comienza una maravillosa época en el año. Feliz noche de las velitas.

Significado de la Noche de las velitas

¿Cómo surge esta festividad? En realidad, no es de sorprender que una ceremonia o celebración cristiana tenga raigambre en un país como Colombia, entendiendo que el cristianismo, sobre todo de cuño católico, es la gran religión de dicha nación.

Sin embargo, en cuanto al significado de la festividad, la misma tiene su origen en una bula del papa Pío IX, que data del 8 de diciembre de 1854, y que sostiene la inmaculada concepción de la virgen María. En el mismo escrito se declara de manera terminante que por singular privilegio del Dios onmipotente, María fue libre de toda clase de pecado en su concepción, ya que como bien sabemos la misma fue fecundada por el Verbo, es decir, Dios. De tal manera, ningún creyente que se tenga como tal podrá dudar de semejante dogma, al precio de extraerlo al mismo de la unidad de la iglesia.

Ese es el origen de la Noche de las velitas en Colombia, ya que a partir del dogma de la inmaculada concepción tiene lugar el Día de la Virgen, de la cual la fiesta cristiana susodicha es una suerte de preludio, que muchas veces continúa en la jornada subsiguiente, para ser claros: 7 y 8 de diciembre.

En muchas naciones y civilizaciones, a lo largo de la amplia historia, se han celebrado en jornadas la virginidad de ciertas mujeres o figuras representativas de divinidades o tocadas por el poder divino. La Iglesia Católica, en ese sentido, no es una excepción. De todos modos, hay que aclarar que la Noche de las velitas es algo propio de Colombia, donde se celebra la admisión de la Virgen María en el proceso divino y que termina siendo, si se quiere, la primer festividad religiosa de las que surcan el fin de año, contando como momento álgido la Navidad.